¿Son los prefabricados construcciones ecológicas?


construcciones ecológicas

Que si los prefabricados son construcciones ecológicas o no, parece un tema muy controversial para los expertos, unos dicen si, otros dicen no, lo cierto es que aunque no lo son en un 100%, se les considera más amigables con el ambiente que las construcciones comunes y eso en términos de urbanizacion e impacto ambiental, es un logro bastante escalonado.

Ahora bien, analicemos cada componente y comprendamos juntos cómo va la cosa. Consideremos la materia prima, el proceso de fabricación, los desechos y el impacto ambiental de estas construcciones.

Materia Prima:

La mayorías de las construcciones prefabricadas están hechas a base de hormigón, cuyos componentes son agua, grava, arena y cemento, este último es una composición hecha de piedra caliza,  arcilla, arena y mineral de hierro, todo triturado finamente con yeso.

A excepción del cemento todos estos materiales se encuentran en el ambiente de forma natural, el único elemento que se considera  perjudicial es el cemento, esto debido a que  en su fabricación se liberan importantes cantidades de Dioxido de Carbo a la atmosfera, aportando de manera negativa al cambio climático.

Actualmente los científicos trabajan en alternativas para sustituir este elemento y que con el hormigón se puedan realizar más construcciones ecológicas, se ha pensado en el uso de cenizas volátiles, la cual está constituida por escorias de los residuos de plantas industriales.

Mientras la sustitución no sea una realidad certificada, del cemento no se puede prescindir, por eso algunas industrias están buscando la forma de reciclar el hormigón sólido. En cuanto a la utilización para construcciones prefabricadas, la forma de aportar al ambiente es procurando un aprovechamiento más eficiente del material y lo analizaremos a continuación.

El proceso de fabricación:

Los materiales prefabricados de hormigón son sometidos a horas y horas de cálculo para determinar la cantidad exacta de cada producto a utilizar, según el espesor del elemento prefabricado a producir.

Una vez hecho los cálculos, la máquinas están controladas mediante un ordenador piloto que pondrá la cantidad exacta de cada material, evitando así el margen de error y obteniendo la consistencia exacta del hormigón, haciendo un aprovechamiento óptimo de la materia prima.

En las construcciones tradicionales los desperdicios suelen ser muchos, esto ocasiona que para una misma construcción se tenga que utilizar más cantidad de agua, cemento, arena y todos los componentes requeridos, que en las construcciones con prefabricados.

Los desechos:

Pero no solo se trata de la mayor cantidad de material, sino que al no ser utilizado y una vez solidificado, este se vuelve residuo, uno  tan sólido que el subsuelo tardará millones de años en degradar.

En la elaboración de los prefabricados la basura producida es muy poca, esto gracias a la fabricación controlada por ordenador, por otro lado, el hormigón fresco no utilizado, se añade de nuevo y se utiliza casi en un 100% a la producción.

Impacto ambiental:

El hormigón no libera ningún tipo de contaminante a la atmósfera, ni al agua circundante, se pueden incluso utilizar para almacenar sustancias tóxicas o venenosas, sin preocuparse de su liberación, debido a su enorme capacidad de aislamiento.

Esta característica también aporta al ahorro energético del hogar, pues sus componentes macizos tienen una gran capacidad para absorber el calor. Su reactancia de masa compensa las oscilaciones de temperaturas extremas, lo que ocasiona que en el día el calor se acumule y por la noche se libere a las habitaciones, así se disminuye la necesidad de climatizadores.

¿Entonces son construcciones ecológicas? 

Después de este análisis, podemos concluir que a los prefabricados aún no se les puede tildar 100% de construcciones ecológicas, pero son muchísimo más amigables con el medio ambiente y por ello una opción más ecológica de construcción.

También se debe reconocer el intento de reciclaje de hormigón que la industria está haciendo y que por tanto en el futuro podrá llegar aportar de forma más directa a un ambiente sostenible.

¡Mantenganse al día con las novedades de la construcción!

[newsletters_subscribe form=1]