Cómo se vive en una casa prefabricada



“¡Necesito una casa prefabricada que me haga sentir independiente y feliz!” Fue el asunto de correo que nos envió Eliza hace unos días y al que, debido al impacto de sus palabras, sin pensarlo dos veces le dimos clic para saber a qué se refería con esa curiosa introducción.

Antes del correo de Eliza, recibíamos solicitudes simples: 32m2, baldosa y hierro estructurado, 2 cuartos, 1 baño, 1 sala… A los que respondíamos con llanas y simples cifras. Es que cuando se tienen años de experiencia en el sector de la construcción, se suele dejar a un lado las emociones, para centrarse en los detalles técnicos que, según nosotros, son a la larga los más importantes.

Pues si bien los tecnicismos son importantes, pero cuando queremos adquirir la casa de nuestros sueños, siempre se quiere ir más allá, mucho más allá, aunque no lo externemos, todas las preocupaciones son válidas y generalmente están intrínsecas.

Claro, no es para menos, a como nos explicaba Eliza: Tengo 27 años, estoy esperando una hermosa bebé y amo a mi esposo; de pequeña soñaba con vivir en un castillo y con los años fui aterrizando a una realidad menos fantasiosa, esperando tener una hermosa familia, viviendo en una casa digna de mucho amor.

¿Intenso no? Su solicitud hace mucho sentido para nosotros, porque una casa más que cuatro resistentes paredes con acabados de lujo, es el hogar con el que soñamos durante años y que probablemente será testigo de muchas experiencias. Sus hijos tendrán los primeros recuerdos en ese lugar y las divertidas visitas de los abuelos para Navidad serán en esas paredes, cada año.

Pues bien, Eliza quería conocer cómo son las casas prefabricadas. Además de la garantía, durabilidad y costo, necesitaba saber si vivir en una casa prefabricada le brindaría la seguridad y la calidad que merece su familia. Por eso le compartimos este video de una familia en España, quienes encontraron en una casa prefabricada, el hogar que soñaron construir para su familia.

Ya sabemos lo que dirá: Pero ellos están en España… Cierto, es que la tendencia de las casas prefabricadas en Costa Rica es relativamente nueva, pero prometedora, cada año la demanda aumenta, no solo por el ahorro, también por la comodidad, movilidad y belleza de sus acabados. ¿Verdad que es un sueño?

Ahora, si todavía le quedan dudas sobre este tipo de construcciones, bien puede contactarnos o continuar leyendo nuestras notas. 

 

¡Mantenganse al día con las novedades de la construcción!

[newsletters_subscribe form=1]